(+34) 630 644 763

Ascensores Fáciles de Instalar

Uno de los valores que más tienen en cuenta nuestros clientes es que sea un Ascensor Fácil de Instalar.  Sin duda, la palabra que mejor define la experiencia de contar con un ascensor doméstico es “Fácil”.

La filosofía de Ascensores Domésticos es simplificar la experiencia de disfrutar de un aliado que nos facilite la vida. Para ello sorteamos las barreras arquitectónicas a través de mecanismos sencillos que garanticen la calidad de vida de nuestros clientes.

En Ascensores Domésticos comprendemos que la mejor tecnología es la que satisface las necesidades de los usuarios sin interferir en su rutina. Cuando hablamos de facilidad, lo hacemos desde una triple perspectiva: Ascensor fácil de instalar, Sencillo en su funcionamiento y, por supuesto, simple y fácil de mantener.

Los Ascensores Domésticos de Tecnología Neumática ocupan menos de un metro cuadrado.

Ascensor Fácil de Instalar

Los Ascensores Domésticos tienen un tamaño de entre 94 cm y 132 cm. Es por ello que se pueden instalar en cualquier tipo de edificación. En menos de un metro cuadrado de superficie cabe un ascensor doméstico.

El tiempo estimado de instalación es de 2 a 5 días. Dependiendo de la cantidad de pisos que necesitemos comunicar.

Son ascensores modulares: Es decir: el elevador se fabrica por módulos. Dichos módulos se ensamblan en casa del cliente y, al no llevar sala de máquinas ni foso, nos ahorramos la parte más engorrosa de la instalación. Nos limitamos a unir los módulos del tubo de policarbonato e introducir la cabina dentro del mismo. Como vemos, se trata de un ascensor fácil de instalar que no necesita obra.

Funcionamiento

A grandes rasgos y sin entrar en tecnicismos, la cabina del ascensor está ubicada dentro de un tubo de policarbonato transparente. Este tubo le sirve de carril. Para hacerla subir o bajar, utilizamos el aire.

Si queremos que el ascensor suba, una bomba de vacío extrae aire de la parte superior del tubo. De esta forma, provoca un cambio de presión que hace que el ascensor se eleve.

Si lo que queremos es bajar, se abre una válvula que deja entrar el aire. Con ello, se iguala la presión. De esta forma, el ascensor desciende por el efecto de la gravedad.

La principal novedad de los sistemas de elevación neumáticos es combinar la tecnología neumática con el efecto del vacío. De esta forma ponemos a la física de nuestra parte y nos limitamos a beneficiarnos de su infalibilidad. La consecuencia es una mejora en la eficiencia y con ello, ahorro en el consumo energético

La propia sencillez del mecanismo también los hace más seguros. Además de evitar el riesgo de quedar atrapados.

 

Mantenimiento

Como consecuencia de la sencillez del mecanismo, nos encontramos con ventajas a la hora de mantener los aparatos en perfecto estado de funcionamiento. A menor cantidad de maquinaria, menor cantidad de piezas a mantener. Además de ello, nuestros Ascensores Domésticos apenas tienen rozamiento, por lo que no necesitan grasa ni aceites y reducen, con ello, el coste de mantenimiento de los aparatos. Al mismo tiempo que aumenta el intervalo de tiempo entre revisiones.

Como vemos, el sistema de elevación neumática supone un avance tecnológico importante que redunda en la facilidad y comodidad de los usuarios para disfrutar de la tecnología

Cerrar menú